AMARC Argentina se solidariza con trabajadores de medios

Viernes 15 de enero de 2016

Desde la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC Argentina) nos solidarizamos con los periodistas que ven cortadas o amenazadas sus fuentes de trabajo debido a las políticas públicas llevadas adelante por el gobierno nacional. Al resonante caso del despido del periodista Víctor Hugo Morales y su equipo por parte de Radio Continental y la sorpresiva salida del aire del programa “La Mañana”, se le suman los reclamos de vaciamiento de los trabajadores de los distintos medios del Grupo 23 y el levantamiento completo de la programación de la FM Nacional Rock que depende directamente del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos a cargo de Hernán Lombardi.
Los casos de Víctor Hugo Morales y el Grupo 23 están relacionados con el manejo discrecional de la pauta oficial que los distintos gobiernos han llevado adelante haciendo caso omiso a la necesidad de regular y transparentar el otorgamiento de dichas remesas para la difusión de políticas públicas.
En reiteradas oportunidades y ante diferentes gobiernos hemos elevado el reclamo ante la necesidad de una Ley de Pauta Oficial que termine con la discrecionalidad en el reparto de dichos fondos que atenta directamente contra la independencia de los medios de comunicación.
El punto 3 de los ya famosos 21 puntos acordados por la Coalición por una Comunicación Democrática que sirvió de base para la redacción de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual decía lo siguiente: “Se garantizará la independencia de los medios de comunicación. La ley deberá impedir cualquier forma de presión, ventajas o castigos a los comunicadores o empresas o instituciones prestadoras en función de sus opiniones, línea informativa o editorial, en el marco del respeto al estado de derecho democrático y los derechos humanos. También estará prohibida por ley la asignación arbitraria o discriminatoria de publicidad oficial, créditos oficiales o prebendas.” Sin embargo, todos los proyectos propuestos para regular la pauta oficial han sido “cajoneados”.
Esta necesidad se vuelve más imperante en el contexto actual en el que una sola fuerza política concentra las tres pautas oficiales más grandes del país: la del Gobierno Nacional, la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires y en el poco tiempo de gobierno ya se empieza a notar una preocupante falta de voces disidentes en los medios comerciales de comunicación.
Desde nuestras más de 30 radios que transmiten a lo largo y ancho del país, espacios autogestionados construidos con años de lucha y trabajo, defendemos la comunicación y el acceso información como derechos humanos fundamentales.
Por esa razón, ponemos los micrófonos y el aire de nuestras emisoras a disposición de Víctor Hugo y las/os periodistas que han sido excluídos del aire o peligran sus fuentes de trabajo en FM Nacional Rock y el Grupo 23 respectivamente para que pueda seguir haciendo uso de su derecho a expresarse.