Presentación de AMARC frente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Hoy se realizó una audiencia pública sobre libertad de expresión y radios comunitarias del Cono Sur, en el marco de las sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) y ObservaCom llevaron un exhaustivo análisis de los retrocesos en la materia en toda la región.

El analista Santiago Marino estuvo presente y analiza en cinco minutos el encuentro y sus posibles alcances.

Peligroso fallo contra la libertad de expresión

9 de Mayo de 2016

Las Radios y socias y socios individuales que integramos la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) de Argentina, expresamos nuestro más enérgico repudio al fallo que condenó a la REVISTA BARCELONA al pago de 40 mil pesos por “daño moral” a Cecilia Pando por la publicación de un fotomontaje donde se satirizó un acto en el que la dirigente defensora de represores se encadenó en Tribunales.

El fallo de la jueza de primera instancia, Susana Amelia Nóvile, resulta un grave ataque a la Libertad de Expresión y de Pensamiento tutelado por la Convención Americana sobre Derechos Humanos (que posee rango constitucional) y al Derecho de publicar ideas por la prensa sin censura previa (Artículo 14 de la Constitución Nacional). Además, por tratarse de una condena por un monto menor de 50 mil pesos, el fallo sería inapelable ante la instancia superior aunque podría ser revisado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación ya que afecta Derechos Humanos.

Entendemos que este fallo sienta un grave antecedente para los medios de comunicación y contra la libertad de expresión. En los fundamentos de su fallo, la jueza remarca que “a pesar de tratarse de una revista de carácter satírico la foto y las frases allí colocadas exceden un tono sarcástico y burlón y hacen una exposición exagerada de la accionante.” La magistrada consideró que Pando no es una “persona pública” y dio por probados los testimonios de las testigos aportadas (otras esposas de militares) que contaron que la contratapa afectó su honor para fijar la condena de 40 mil pesos más costas.

Además quien realiza la denuncia por “daño moral” es alguien que avala hasta el día de hoy y defiende públicamente la última Dictadura Cívico-Militar, que no tuvo ni moral ni ética para asesinar, torturar y desaparecer a 30.000 compañeros/as en nuestro país. No es casualidad que en el actual marco de retroceso de derechos humanos muy sentidos para nuestra sociedad, la persona que denuncia es de las principales difusoras de la impunidad para los genocidas.

Desde AMARC Argentina consideramos que este fallo sienta una peligrosa jurisprudencia para los medios de comunicación y la Libertad de Expresión, y creemos que el repudio de las organizaciones de medios de comunicación y de periodistas debería ser amplio y urgente porque en caso de ser avalados, empezaremos a perder el derecho a la libertad de expresión, derecho humano fundamental para toda sociedad democrática.