Una coalición de organizaciones ecuménicas cristianas debatió sobre los desafíos frente al avance de la derecha fundamentalista en la región, que hoy tienen su máxima expresión en el reciente triunfo de Jair Bolsonaro como presidente de Brasil y en nuestro país con el crecimiento progresivo del movimiento anti-derechos.

Durante el debate se planteó la necesidad, urgente, de formar un frente amplio que permitan construir puentes de unidad en la diversidad para enfrentar las políticas antipopulares de hambre, ajuste y represión.

Del debate participaron Gabriela Guerreros, pastora pentecostal de la Iglesia «Dimensión de Fe», el padre Francisco «Paco» Olveira, integrante de Curas en la Opción por los Pobres, Pablo Herrero Garisto, integrante de [email protected], Fernando Guzmán, Claretianos de América y el reconocido teólogo Rubén Dri, ex integrante del MSTM, miembro del Colectivo de Teología de la Liberación «Pichi Meisegeier». Como invitada especial estuvo la madre de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas.

Pablo Herrero, del espacio Cristianxs de Base, manifestó: “No podemos ser cristianxs y neoliberales a la vez. A lo largo de la historia, el capitalismo ha sido la antesala de la muerte de las grandes mayorías. Como hombres y mujeres de fé, levantamos la voz profética de denuncia para oponernos a todos los crímenes que se han cometido a lo largo de la historia en nuestro continente. Contra el imperialismo responsable de la instauración de dictaduras militares, a través de la doctrina de seguridad nacional, que ha causado una larga lista de mártires en  las  iglesias latinoamericanas.  Por eso estamos manifestándonos, para decir que queremos más vida y menos muerte”.

Gabriela Guerreros, pastora pentecostal destacó que desde su espacio están comprometidxs por la liberación de los pueblos, porque “ el G20 constituye la muerte estructural, de la vida comunitaria y especialmente de la vida de las mujeres”. Además, se refirió al rol de los cristinxs en este momento: “quienes abogamos por el Evangelio que dejó Jesús en su militancia, tenemos que hacernos presente en esta acción y en la movilización del día viernes”.

“Debemos formar la unidad en diversidad y un frente amplio que contenga a todas las entidades, cristianas desde un compromiso de liberación”, resaltó la pastora.