Desde AMARC Argentina repudiamos enérgicamente la criminalización y el pedido de detención de la Directora de Género e Igualdad de la Subsecretaria de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena de la Nación, compañera Deolinda Carrizo.

En el marco de un conflicto territorial de Santiago del Estero, en función de sus atribuciones como funcionaria otorgados por la Ley 27.118 de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar, Deolinda se hizo presente en el paraje El Urunday, localidad de Roversi, para acompañar a una familia que estaba sufriendo un desalojo. Producto de su intervención,  la justicia decidió solicitar su detención junto  a otras y otros referentes que sostienen la lucha cotidiana por el cumplimiento de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales de los pueblos indígenas y campesinos. Exigimos a la justicia de la provincia  la revocación de esa medida arbitraria y que se garantice la libertad plena de todas las personas detenidas pertenecientes al Movimiento Campesino de Santiago del Estero.

Decimos: Basta a los desalojos y la vulneración de los derechos de las familias campesinas e indígenas.

Basta a la persecución de las mujeres que luchan por mayor justicia social desde cada territorio.

Basta de persecución política.

¡Basta de violencia de género!